¿Qué es la psicología perinatal?

Psicología Perinatal


Poniendo la vida al centro es lo que intento plasmar en el desarrollo de mi trabajo, en coherencia entre mi vida personal y profesional como psicóloga formada en la especialización en psicoperinatologia.

“Desde la psicoperinatologia se abordan los momentos  de las crisis vitales que forman parte del ciclo vital del ser humano. Un momento de crisis  (que puede ser estructurante o desestructurante) es el proceso de embarazo, parto y puerperio.

Las intervenciones psicoperinatológicas se adecuan a la singularidad de cada embarazada normal o con enfermedad médica agregada,  que  se constituye en un embarazo de riesgo; pero también abarca el seno de los equipos médicos y de todos los profesionales que interactúan en un servicio de maternidad, ginecología y neonatología.” (Lic. Susana Vignolo)

El concepto de prevención en psicoperinatología, constituye un modelo de abordaje que es “precoz”, porque se sitúa en la vida del niño desde antes de su nacimiento haciendo bisagra entre la prevención primaria y secundaria, y abarcando a los futuros padres en los tres niveles de prevención (primaria, secundaria y terciaria). Esta última,  incluye todos los actos destinados a disminuir la preeminencia de las incapacidades crónicas o de las reincidencias en una determinada categoría, y por lo tanto reducir al mínimo las limitaciones funcionales consecutivas a la enfermedad. La prevención terciaria extiende la prevención al terreno de la readaptación y busca favorecer la reinserción profesional y social, siendo determinante en sus efectos sobre la salud, ya sea que se trate del costo financiero o de los inconvenientes que éstos pueden presentar en el plano individual y social de un individuo.

La salud es un derecho humano social, básico y universal, su apropiación es un camino hacia la mayor libertad humana. “Esto se vincula  plenamente con los procesos vitales del parir y del nacer, donde la libertad del proceso en acuerdo a las potencialidades y deseos de cada uno, aún no es posible para todos, porque bajo pretexto de considerarlo como enfermedad, se le medicaliza y tecnifica sin necesidad en estos hechos naturales. Se decide por la embarazada y su hijo, el tiempo y forma de esa separación de la simbiosis uterina,  impidiendo el pleno protagonismo de la mujer en el acto sexuado y normal de parir y del nacer del hijo y el acompañamiento activo del padre.” (Lic Mirta Videla).

Parir en libertad no debe ser una utopía, sino el derecho de cada mujer a elegir la forma más adecuada de acuerdo a la información que maneje y con plena conciencia.

Lorenapaez separador

Dirección:
Salta 78, San Miguel
​de Tucumán, Tucumán. 

Teléfono:
0381154450151